DONDE VIVEN LOS HONGOS

Los hongos pueden vivir según su especie sobre diversos sustratos, ya sea sobre el suelo o en sustancias orgánicas muertas o vivas. En el suelo el hongo se alimenta descomponiendo las sustancias orgánicas presentes o bien estableciendo una relación particular de cooperación reciproca con las plantas verdes, es decir, los arboles, las hiervas, los helechos.

La relación entre los hongos y las raíces de las plantas verdes constituye un tipo de simbiosis, esto es, una asociación benéfica entre la planta y el hongo y es denominada micorriza o simbiosis micorrízica, mientras que la degradación de las sustancias orgánicas muertas se denomina saprofitismo.

Son así mismo saprófitos los hongos que crecen sobre la madera muerta, las hojas, los frutos o el estiércol. Cuando un hongo se instala sobre un organismo vivo, produciéndole unos daños que pueden llegar a ser letales, se habla de parasitismo.

Los hongos parásitos viven sobre diversos orgánicos de la planta (hojas, tallo, raíces, flores o frutos), o bien sobre animales, especialmente insectos, o bien sobre otros hongos e incluso en humanos.